FSM America

Mensaje a las compañeras y compañeras de la Conferencia Internacional de Mujeres de la FSM

Estimadas compañeras y compañeros: Se reúnen en un momento muy importante para el movimiento sindical. Es también un momento especial para las mujeres trabajadoras y sindicalistas.. La Conferencia tiene como objetivo brindar por un lado, una manera adecuada de entender los cambios que estamos viviendo y a la vez debe orientar la estrategia que las mujeres sindicalistas debemos seguir.

Seguramente se van a escuchar ponencias muy importantes y luego discusiones de ideas, con razones y argumentos, de manera sincera y honesta, como es la tradición en el sindicalismo de clase.

El ingreso masivo y constante de la mujer al mercado laboral productivo. A lo largo de la historia económica del país, la mujer ha tenido una presencia real, sin embargo, es a partir de los años 70s que se incorpora en actividades asalariadas y productivas de manera constante. Empieza a formarse un proletariado femenino en el mercado laboral peruano.

Las mujeres ingresan a actividades asalariadas vinculadas a los servicios y profesiones técnicas, como enfermería, educación e industrias menores. Pero este es un proceso que no se detiene. El crecimiento del mercado interno en los años 70s va a darle un impulso a este proceso y hasta la fecha se mantiene. Ahora, para el capitalismo la mujer es también parte de las fuerzas productivas. Con la imposición del modelo neoliberal la mujer se ve obligada a ingresar a todas las actividades económicas y las antiguas diferencias de género se desdibujan. Así ahora tenemos mujeres trabajadoras en las industrias de la manufactura, en la minería, construcción civil, así como en el gran comercio y la administración pública.

El capital desarrolla esta labor guiado por su afán de lucro, pues la mujer representa una fuerza laboral más barata y a veces menos conflictiva. Sin embargo, como señalaba Marx hace muchos años atrás, este proceso del sistema capitalista, lo que ocasiona es engrosar las filas del proletariado, destruyendo las viejas relaciones sociales patriarcales.

Efectivamente, la base material del viejo patriarcalismo sobre el que se construyen todos los discursos machistas se encuentra en una seria crisis. El agotamiento de los discursos machistas es un aspecto de la crisis de la masculinidad que enfrenta nuestra sociedad en los tiempos actuales.

El ingreso de la mujer al mercado laboral es un proceso permanente y ha significado un trastocamiento de las relaciones sociales especialmente en los sectores populares. La familia tradicional se encuentra en una seria crisis. Cada vez más mujeres se convierten en jefes de hogar, producto de matrimonios que fracasan o de padres que abandonan a su familia. La mujer trabajadora de clase media retrasa el inicio de la maternidad y se reduce el número de

El neoliberalismo y la mujer trabajadora

Hace unas décadas, en el movimiento feminista se discutió mucho acerca de las prioridades de la agenda feminista. Frente al paradigma clásico que ponía al centro a la lucha de clases se levantó la alternativa del conflicto de género. De ese debate se han obtenido muchas y muy importantes lecciones. Pero también ha quedado claro, que la mujer trabajadora no puede ver en el hombre a su enemigo o contendiente por encima de las diferencias de clase, por encima de las condiciones económicas y políticas.

La perspectiva de género es importante pero no se sobrepone ni supera al análisis de clase y las contradicciones básicas del modelo capitalista neoliberal. De esta manera, el feminismo se convierte en un aliado estratégico del sindicalismo de clase.

El verdadero enemigo tanto de trabajadores y trabajadoras es el capitalismo y sus políticas neoliberalesEl problema del acoso laboral no ha disminuido en los últimos años a pesar de las legislaciones existentes. Los despidos de mujeres embarazadas es también un problema presente.

A esto se suma la oposición de los sectores más reaccionarios a la reglamentación del aborto terapéutico, situación que perjudica a las mujeres más pobres, puesto que como todos los informes señalan, las mujeres de los sectores acomodados de la sociedad realizan operaciones abortivas en las clínicas privadas sin poner en riesgo su salud y su vida. También nos afecta las contradictorias políticas de muchos miniseries de Ministerio de salud sobre planificación familiar. Estos temas, afectan directamente a la mujer trabajadora de los sectores populares que no dispone de los medios ni recursos para acceder a costosos métodos de planificación en clínicas privadas.

El sindicalismo y la mujer trabajadora

El movimiento sindical clasista desde sus inicios. La relación de las mujeres en el sindicalismo no ha sido ni sencilla ni fácil. El sindicato ha sido durante mucho tiempo un espacio masculino, donde sólo los hombres tenían voz y voto. La mujer ha ido ingresando a este espacio en su condición de trabajadora. Al principio como todos sabemos, se nos dió un rol secundario, colaborativo y puramente simbólico.

Pero conforme el sindicalismo entendió la necesidad de incorporar con firmeza y decisión a las mujeres y cuando nosotras aprendimos los rudimentos de la conciencia de clase, se produjo una de los más importantes cambios en el movimiento sindical del país.

La incorporación de la mujer al sindicalismo es una realidad. Cada día somos más las mujeres afiliadas a un sindicato. Y cada día tenemos mayores responsabilidades. Ya no solamente estamos a cargo de la secretaría de la mujer, sino que tenemos dirigentas en organización, defensa, economía, prensa e incluso en la secretaría general de muchos sindicatos y federaciones a lo largo y ancho de nuestro país.

Todas estas mujeres, dirigentas sindicales hacen un importante esfuerzo para armonizar su vida laboral, familiar y sindical. Muchas de ellas sacrifican horas a su familia, a su pareja, otras son jefe de hogar y dirigentas gremiales. Algunas cuentan con el apoyo y respaldo de su familia. En todos los casos, el trabajo es inmenso y cotidiano.

Mucho hemos avanzado pero aún no es suficiente. El machismo si bien ya se bate en retirada, aún es fuerte en algunos sectores y espacios de la sociedad peruana e incluso en el sindicalismo clasista. Necesitamos más mujeres en el sindicato, más mujeres en la FSM , en las federaciones y sindicatos. El trabajo sindical de las mujeres de la FSM la mejor vacuna contra toda forma de machismo en la clase obrera.

Una nueva agenda sindical para la mujer trabajadora

Las mujeres trabajadoras enfrentamos serios retos en este escenario continuista. Es menester discutir ampliamente la nueva agenda laboral, sindical y política de las mujeres trabajadoras. El cambio del modelo neoliberal sigue en nuestras prioridades y debemos de construir las herramientas políticas que nos garanticen este objetivo.

La FSM y sus bases deben liderar el movimiento de resistencia a las políticas neoliberales del actual gobierno. Un año de denuncia y movilización. Nos enfrentaremos también a los extremos existentes, tanto de la violencia.

En el plano político, las cosas están más claras para las mujeres sindicalistas. Ya no queremos más intermediarios, ya no queremos más caudillos. Es tiempo de construir un gran movimiento político, de izquierdas, progresista, ciudadano, de hombres y mujeres donde juntos podamos realmente cambiar a nuestros países.
Estimados compañeros y compañeras, como vemos, son grandes las tareas que tenemos por delante. Las mujeres de Latinoamérica y el Caribe estarán siempre a la vanguardia del movimiento sindical y popular. Que nadie se equivoque. Por más difícil que sean los retos del mañana, vamos a cumplirlos todos y todas . Vamos a superar todos los problemas y vamos a derrotar a todos nuestros enemigos.

Con la fuerza de todas las mártires del movimiento popular y sindical a nivel mundial, con su recuerdo, con su ejemplo, con su alegría, vamos a seguir creciendo, construyendo, organizando y luchando, por nuestras familias, por la clase trabajadora y por todo el mundo

CARMELA SIFUENTES INOSTROZA
PRESIDENTA DE LA CGTP
COORDINADORA DE LA MUJER FSM A NIVEL LATINOAMERICANA

VIVAN LAS MUJERES DE LA FSM
VIVA LATINOAMÉRICA Y EL CARIBE
VIVAN TODAS LAS MUJERES TRABAJADORAS
VIVA LA FSM

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar